Pastel de Moka

Postres y Dulces, Recetas

Hoy presentamos una receta muy facil si ya tenéis práctica haciendo bizcochos. Consiste en una receta de pastel con base de bizcocho genovesa pero con un poco de cacao en polco y al que le hemos añadido un toque de café en la nata. En cocina y repostería la denominación de moka, o moca, va asociada al sabor característico que aporta el café.

 

Ingredientes para el Pastel de Moka:

 

Para la genovesa de cacao:

– 30 gr. cacao en polvo

– 30 gr. harina de maíz

– 120 gr. harina de trigo

– 180 gr. de azúcar molido

– 1 cucharadita de levadura química

– 7 huevos

Para montar la nata con un toque de café:

– 800 ml de nata líquida (35% m.g.)

– 100 gr. de azúcar molido

– 25 gr. de cacao

– Dos sobres de café soluble (4 gr. aprox)

También necesitaremos para decorar almendra laminada y escamas de chocolate (opcional)

Ingredientes para el Pastel de Moka

Ingredientes para el Pastel de Moka

Elaboración:

Como ya decíamos al comienzo de la entrada, si ya sabéis como hacer una genovesa lo tendréis realmente facil, simplemente tenéis que seguir el mismo proceso que en nuestra receta de Bizcocho Genovesa pero con las cantidades que os indicamos aquí. Las proporciones pueden variar un poco segun vuestros gustos pero normalmente nosotros añadimos un poco de harina de maíz y una cucharadita de levadura para que resulte más ligero a la hora de hacer pasteles.

Como ya sabréis primero debemos separar claras de yemas, batir yemas con azúcar y claras por separado, y por ultimo mezclar con las harinas, el cacao y la levadura todo ello tamizándolo. A continuación metemos la mezcla al horno a entre 160-180º en un molde desmontable que ya hemos preparado con aceite o mantequilla y harina.

Una vez tengáis la Genovesa lista, la dejamos enfriar, la desmoldamos y la cortamos transversalmente por la mitad.

Para montar la nata usamos un recipiente que mantenga el frio como por ejemplo un bol de acero inoxidable y con una máquina de batidora de varillas comenzamos a montar. Cuando vaya cogiéndo cuerpo añadimos el cacao, el azúcar y el café y seguimos montando hasta que veamos que quede una textura cremosa. No es aconsejable montar mucho la nata porque se nos puede cortar y entonces separaríamos la mantequilla del suero. Es una cuestión práctica, de darse cuenta cuando está suficientemente montada

A continuación podéis demostrar vuestra habilidad con la manga pasteleta y la espatula, ya que ayudándonos de estos utensilios rellenaremos y adornaremos el pastel como auténticos escultores 😉

Con ayuda de una manga pastelera y una espátula montamos el pastel

Con ayuda de una manga pastelera y una espátula montamos el pastel

Segunda capa de bizcocho y cubrimos los bordes con la crema de moka

Segunda capa de bizcocho y cubrimos los bordes con la crema de moka

 

En primer lugar rellenaremos la manga pastelera con la crema sin que quede aire dentro, y retirando el sobrante para que haya presión. Utilizamos la manga pastelera para que nos quede una capa de crema uniforme sobre la base de bizcocho. Haciendo eses y con una boquilla gruesa vamos esparciéndo la crema sobre la base del bizcocho y luego pasamos la espátula para darle forma, tal y como podéis ver en las fotografías.

 

Nosotros hemos optado por alisar la crema pero la decoración va a gusto de cada uno!

Nosotros hemos optado por alisar la crema pero la decoración va a gusto de cada uno!

 

Por último sólo nos queda añadir la almendra y las escamas de chocolate

Por último sólo nos queda añadir la almendra y las escamas de chocolate

Después que hayamos nivelado la crema ponemos encima la otra capa de bizcocho y cubrimos los bordes del pastel de abajo a arriba. De la misma forma que antes, cubrimos la parte de arriba y pasamos la espátula uniformemente por toda la superficie del pastel.

Por último decoramos con láminas de almendra por encima y los lados, las escamas de chocolate y unos rosetones de la crema.

 

Nuestra presentación del pastel de moka

Nuestra presentación del pastel de moka

Esperamos que hayáis disfrutado con la receta, nosotros ya estamos comiéndo un buen trozo de pastel de moka. Hasta la próxima!

 

receta-pastel-mokanata

 

Tarta de músico o de frutos secos

Postres y Dulces, Recetas

La tarta de músico es un postre de frutos secos variados. ¿Cual es el porqué de ese nombre? Según sabemos era muy común que los músicos se alimentaran de frutos secos para aguantar durante horas de actuación. Hoy en día en Cataluña es muy típico encontrar muchas clases de postre de músico que se consume principalmente en época invernal. Nuestro postre se basa en un bizcocho  Genovesa con una crema pastelera y frutos secos variados.

Ingredientes para la tarta de músico:

  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar molido
  • ralladura de medio limón
  • 50 gr. de harina de trigo
  • 50 gr. de harina de maíz
  • 40 gr. de mantequilla diluida
  • 1 cucharadita de levadura química
  • medio litro de crema pastelera
  • 200 gr. de frutos secos variados (nueces, piñones, almendras, ciruelas, dátiles, pasas)
  • mermelada de albaricoque
  • ron negro
  • té caliente
  • gelatina de manzana

Ingredientes para la tarta de músico

Ingredientes para la tarta de músico

Elaboración de la Tarta de Músico o de Frutos Secos:

Para hacer el bizcocho necesitaremos un molde bajo. Nosotros hemos utilizado un molde que nos permite colocar la crema encima sin que se derrame ya que hará que la forma del bizcocho tenga un borde (podéis haceros una idea viendo las fotos)

Preparamos el molde (a poder ser que sea bajo)

Preparamos el molde (a poder ser que sea bajo)

Una vez preparamos el molde untándolo con un poco de mantequilla y espolvoreando harina haremos la mezcla del bizcocho que lo prepararemos como una genovesa pero más ligero (le ponemos mitad de harina de maíz y mitad de harina de trigo).

Antes de ponernos manos en la masa dejaremos remojando las ciruelas, los dátiles y las pasas en té caliente.

Para hacer la masa de bizcocho primero separamos yemas de claras y batimos las últimas a punto de nieve. Luego añadimos el azúcar y la ralladura de limón a las yemas, y las montamos. Ahora con ayuda de una lengua de goma mezclamos bien las claras y las yemas montadas al mismo tiempo que con un cedazo o colador dejamos caer en forma de lluvia las harinas con la levadura mezclada. Finalmente, cuando la masa vaya quedando de un color uniforme añadimos la mantequilla diluida (que no esté caliente) y vertemos todo el contenido en el molde.

A continuación ponemos el molde en el horno, estando éste precalentado a un máximo de 180 ºC durante aproximadamente 35 minutos. Es importante que no abráis el horno durante el proceso de crecimiento de la masa ya que se interrumpiría. Una vez el bizcocho ha subido y para calibrar mejor su cocción os resultará más fácil si bajáis la temperatura a 140 ºC.

Mezclamos la mermelada de albaricoque con una copita de ron negro

Mezclamos la mermelada de albaricoque con una copita de ron negro

Mientras tanto haremos la crema pastelera tal y como os indicamos en esta receta. También mezclaremos 3 cucharadas de mermelada de albaricoque con una copita de ron negro y lo pondremos en un cazo a fuego lento. Cuando se haya diluido bien reservaremos.

Bizcocho recién sacado del horno

Bizcocho recién sacado del horno

Una vez hemos sacado el bizcocho del horno pintamos la parte de arriba con la mermelada y el ron. Luego añadimos la crema pastelera por encima de forma generosa. A continuación los frutos secos y las pasas ciruelas y dátiles bien escurridos por encima de la crema pastelera.

Pintamos con la mezcla de mermelada y ron

Pintamos con la mezcla de mermelada y ron

Añadimos la crema pastelera dejándola uniforme sobre el bizcocho

Añadimos la crema pastelera dejándola uniforme sobre el bizcocho

Finalmente para darle brillo y proteger la tarta pintamos por encima con una gelatina de manzana.

Presentación final de la tarta de músico

Presentación final de la tarta de músico

Esperamos que os haya gustado nuestra propuesta, os esperamos en la página y nuestras redes sociales! ¡Buen provecho!

¿Cómo hacer un bizcocho?

Postres y Dulces, Recetas

Aprender a hacer bizcocho es una de las piezas básicas para el repostero. Como ya vimos en el Pastel de Nueces podemos hacer un bizcocho mezclando frutos secos o cacao en polvo. Hoy os damos las cantidades y los ingredientes para hacer un bizcocho esponjoso, tierno y sabroso pero sin añadidos, ideal para bases de pasteles. A partir de aquí vosotros daréis rienda suelta a vuestra imaginación 🙂

Ingredientes para un bizcocho:

  • 6 huevos
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. de harina
  • 50 gr. de maizena
  • 1 cucharadita de levadura química

 

Para la elaboración del bizcocho:

  1. Separamos las claras de las yemas
  2. Primero batimos las claras a punto de nieve con una batidora de varillas
  3. Sin desmontar la máquina batimos las yemas con el azúcar. Si queremos que nos salga todavía más esponjoso debemos moler el azúcar.
  4. Mezclamos las claras con las yemas suavemente con una espátula o lengua de goma  y al mismo tiempo con un colador fino dejamos caer en forma de lluvia la harina, la maizena y la levadura, todo mezclado.
  5. Untamos un molde desmontable con un poco de aceite de girasol o mantequilla y luego espolvoreamos harina. Esto simplemente es para que la masa no se nos pegue al molde, se ha de poner una cantidad mínima. Si no tenéis molde desmontable podéis usar papel de horno.
  6. Ponemos el molde en el horno, estando éste precalentado a un máximo de 180 ºC durante aproximadamente 35 minutos. Es importante que no abráis el horno durante el proceso de crecimiento de la masa ya que se interrumpiría. Una vez el bizcocho ha subido y para calibrar mejor su cocción os resultará más fácil si bajáis la temperatura a 140 ºC.
  7. Una vez el bizcocho está hecho dejamos enfriar y desmoldamos.

 

 

 

Pastel de nueces, ¡date un capricho!

Postres y Dulces, Recetas

Ya estamos en fin de semana y que mejor manera de celebrarlo que con un postre. Hoy os presentamos nuestro pastel de nueces.

Los ingredientes para 4-5 personas serán:

  • 25 gr. de cacao en polvo
  • 215 gr. azúcar
  • 100 gr. de harina
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química
  • canela en polvo
  • 150 gr. de nueces
  • 1/2 l de nata

Para la elaboración del pastel de nueces haremos un bizcocho con trocitos de nueces y montaremos nata. Si queremos que nos salga un bizcocho esponjoso seguiremos los siguientes pasos:

  1. Separaremos las yemas de las claras.
  2. Montaremos las claras a punto de nieve y las yemas con los 150 gr. de azúcar (si es molido el bizcocho saldrá más esponjoso).  Todo con una batidora de varillas.
  3. Machacamos las nueces (a excepción de 6 nueces que reservamos para la decoración) con un rodillo sin que queden en polvo. Se deberían notar los trocitos.
  4. Mezclamos con suavidad las claras montadas con las yemas montadas al mismo tiempo que espolvoreamos con la mezcla de harina, cacao y levadura química en un colador fino. Entonces añadimos los trocitos de nueces y removemos con suavidad.
  5. Una vez tenemos todo mezclado con un color uniforme lo volcamos en un molde desmontable que previamente hemos untado de mantequilla y un poco de harina. Esta acción es para que la masa no se pegue al molde y no es necesario poner mucha cantidad. Si no tenéis molde desmontable podéis usar un molde para bizcocho con un papel sulfurizado o papel de horno.
  6. Introducimos el molde en el horno que ya esté precalentado a 180 ºC. Es importante que no abráis el horno porque pararía el proceso de crecimiento de la masa. Lo dejaremos entre unos 35 minutos aproximadamente.
Mezclamos los trocitos de nueces antes de meter la masa en el molde

Mezclamos los trocitos de nueces antes de meter la masa en el molde

 

Ahora montaremos la nata y el pastel:

 

Cortamos el bizcocho en frío para obtener 2 láminas iguales

Cortamos el bizcocho en frío para obtener 2 láminas iguales

 

  1. Mientras se cuece el bizcocho montaremos la nata. Montaremos 1/2 litro de nata que teníamos en frío, y con una batidora de varillas. Cuando vayamos montandola añadiremos 65 gr. de azúcar. No es necesario montar una nata muy dulce porque el bizcocho ya lleva azúcar. Si os queréis ayudar con un recipiente con hielo os será más fácil.
  2. Sacamos el bizcocho y dejamos que se enfrié. Retiramos los bordes y cortamos el bizcocho transversalmente en dos láminas.
  3. Con una manga pastelera ponemos una capa de nata sobre el bizcocho y tapamos con la otra lámina. Para que os quede la nata uniforme os vendrá bien ayudaros con una espátula larga. Espolvoreamos con canela en polvo por encima y para decorar ponemos unos rosetones de nata y encima 6 mitades de nuez.

 

¡Que lo disfrutéis!