Gratinado de setas

Ensaladas y Entremeses, Recetas

Os traemos un entrante ideal para entrar un poco en calor.

Ingredientes para una persona:

  • 200 gr. de setas variadas
  • 100 ml. de nata
  • nuez moscada
  • sal
  • pimienta negra molida
  • media cebolla tierna
  • 1 yema de huevo
  • queso parmesano rallado

Rehogamos las setas en una sartén con la cebolla trinchada. Una vez están rehogadas con su punto de sal, la pimienta y la nuez moscada se pone la nata y cuando esté caliente se añade la yema de huevo. Se espera a que la salsa coja cuerpo y se emplata. Se echa un poco de queso parmesano por encima y lo gratinamos en el horno a 200 ºC.

 

Gratinado de Calabacín con Gambas

Ensaladas y Entremeses, Pescados Crustáceos y Mariscos, Recetas

Empezamos la semana con un entrante para abrir el apetito, un gratinado de calabacín con gambas.

Ingredientes para 1-2 raciones

  • 8-10 colas de gambas
  • 2 nueces de mantequilla
  • 1 calabacín
  • 150 dl nata líquida
  • 1 yema de huevo
  • queso emmental rallado
  • sal

Pelaremos las colas de gambas y las saltearemos en una sartén con 1 nuez de mantequilla y su punto de sal. A continuación pelaremos el calabacín y lo cortaremos a daditos. Con 1 nuez de mantequilla rehogaremos el calabacín. Entonces añadimos la nata líquida y trituraremos añadiendo la yema de huevo. En un plato o recipiente de horno ponemos las gambas, las napamos con la crema de calabacín y esparcimos el queso emmental por encima. Lo metemos al horno en modo gratinador y listo!

¡Buen provecho cociner@s!

 

Espinacas gratinadas al parmesano

Recetas, Verdura y Legumbres

Hoy presentamos un plato muy común en restaurantes: las espinacas gratinadas al parmesano. Podemos tomarlas solas aunque son ideales como acompañamiento para carnes.

Ingredientes para dos personas

  • 2 nueces de mantequilla
  • 150 gr de espinacas frescas
  • pimienta negra molida
  • nuez moscada
  • 200 ml de nata
  • queso parmesano
  • Pan de molde
  • sal

Para la elaboración de las espinacas gratinadas al parmesano ponemos la mantequilla en una sartén grande y rehogamos las espinacas. Tened en cuenta que las espinacas reducirán drásticamente su tamaño. Añadimos la pimienta, la nuez moscada y la sal. Cuando ya estén rehogadas en la mantequilla ponemos la nata y dejamos reducir. Servimos en un plato o bandeja y echamos por encima el queso parmesano. Entonces ya podemos gratinar una vez el horno este caliente. Por último acompañamos el plato con unos triángulos de pan de molde tostado.

Otra forma de presentación es preparar las espinacas como un aperitivo sobre una tostada. Para ello considerar que hay que reducir la nata lo suficiente. Además pueden servir de acompañamiento en recetas de carne que tienen salsas fuertes puesto que las espinacas dan suavidad a los platos.